Boxeo: Lesiones internas por traumatismo

Por

Los traumatismos a los que se someten los boxeadores pueden tener diferentes repercusiones ya que pueden derivar de un golpe o de algún movimiento o parada brusca.

Los traumatismos en el cráneo pueden llegar a ser de los más peligrosos, por ejemplo, cuando un boxeador recibe un golpe fuerte directamente en el mentón, los maseteros trasladan parte de la fuerza del golpe a la caja craneal, donde el cerebro choca con las paredes internas. Dependiendo de la intensidad del golpe, éste puede producir desde una sobrestimación leve, hasta una sobrestimación en el cerebro medio, que implica una bajada de tensión arterial, y afecta mecanismos automatizados como respirar o mantenerse de pie.

En los casos donde el golpe es muy fuerte, como un KO, puede llegar a generar un hematoma subcrural. Las primeras 24 horas son críticas y se puede llegar a necesitar exploración con escáner para determinar la peligrosidad del golpe.

El boxeador, a medida que pasa la pelea se va agotando por el desgaste de la pelea y por los golpes recibidos, algunas veces no es consciente de su situación. La repetición de este tipo de desgastes se traduce en lesiones “por rozamiento” contra la parte interna de la caja craneal, creando pequeñas cicatrices donde producen micro traumatismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Videos
Twitter
Facebook