¿Cómo ayuda la proloterapia a los ligamentos?

Por

Los ligamentos permiten que el cuerpo se pueda mantener equilibrado y en posición vertical,  garantizando la estabilidad del cuerpo y su funcionalidad. Si un ligamento se debilita o se rompe, se disminuye la estabilidad de toda la zona  y puede generar lesiones a largo plazo.

Existen 3 tipos de ligamentos:

  • Reforzadores. Están asociados a las cápsulas de las articulaciones.
  • Conductores. Conducen, guían y limitan los movimientos de las articulaciones.
  • Inhibidores. Limitan los movimientos al final de un acto motor, como los ligamentos en la zona pélvica.

La solución más común para las lesiones o los problemas en los ligamentos son las cirugías donde se recorta la parte dañada del ligamento, a diferencia que con la proloterapia se inyectan soluciones proliferantes regenerativas en los ligamentos lesionados,  que favorecen la inflamación para aumentar el flujo sanguíneo y ayudar al cuerpo a sanarse a sí mismo al reconstruirse o regenerarse el tejido dañado, lo que resulta en alivio del dolor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Videos
Twitter

Durante el chequeo que realiza el pediatra en los primeros meses de vida de un bebé es importante que revise la apertura de la cadera.
https://t.co/wAhIc5jF0X
#OrtopediaPediátrica

Load More...
Facebook