¿Cómo ayuda la proloterapia a los ligamentos?

Por

Los ligamentos permiten que el cuerpo se pueda mantener equilibrado y en posición vertical,  garantizando la estabilidad del cuerpo y su funcionalidad. Si un ligamento se debilita o se rompe, se disminuye la estabilidad de toda la zona  y puede generar lesiones a largo plazo.

Existen 3 tipos de ligamentos:

  • Reforzadores. Están asociados a las cápsulas de las articulaciones.
  • Conductores. Conducen, guían y limitan los movimientos de las articulaciones.
  • Inhibidores. Limitan los movimientos al final de un acto motor, como los ligamentos en la zona pélvica.

La solución más común para las lesiones o los problemas en los ligamentos son las cirugías donde se recorta la parte dañada del ligamento, a diferencia que con la proloterapia se inyectan soluciones proliferantes regenerativas en los ligamentos lesionados,  que favorecen la inflamación para aumentar el flujo sanguíneo y ayudar al cuerpo a sanarse a sí mismo al reconstruirse o regenerarse el tejido dañado, lo que resulta en alivio del dolor.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Videos
Twitter
Facebook