¿Cómo sé si me esguince un tobillo?

Por

Si después de dar un mal paso, torcerse el pie, caer o después de una actividad deportiva aparece dolor al aplicar peso sobre el tobillo es posible que sufras de una lesión de tobillo, dependiendo del grado de dolor será necesario visita un médico que realice una valoración y diagnóstico adecuado de la lesión para determinar el mejor tratamiento.

El médico debe explorar el tobillo para determinar si hay alguna lesión en los ligamentos, para ello realizará diferentes movimientos en el tobillo para comprobar su estabilidad y determinar el grado de la lesión. En los casos más graves puede ser necesaria una radiografía para diagnosticar o descartar alguna fractura.

Los esguinces de tobillo se pueden llegar a relacionar con lesiones en los ligamentos o en las articulaciones, lo que puede requerir de una resonancia magnética para evaluar la lesión y realizar un diagnóstico más acertado.

Las causas más comunes para sufrir un esguince en el tobillo es cuando se gira bruscamente con el pie apoyado y éste se tuerce, lo que lesiona los ligamentos que conectan a los huesos del tobillo con la pierna. Los esguinces pueden ser más frecuentes con aquellos que practican algún deporte como fútbol o baloncesto, pero también pueden ocurrir al pisar mal o tropezar en la escalera.

El esguince de tobillo más frecuente se conoce como inversión de tobillo, y es cuando éste se tuerce de tal forma que la planta del pie apunta hacia adentro, lo que distiende los ligamentos externos del tobillo.

Sí el dolor persiste por más de 4 semanas, se puede tratar de un esguince crónico, el cual puede agravarse o resentirse con mucha facilidad al realizar actividades de mayor riesgo para el tobillo como bailar, correr o practicar otro deporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Videos
Twitter

Unable to load Tweets

Facebook