Cómo tratar las lesiones más frecuentes en el fútbol

Por

Sobrepasar los límites naturales del cuerpo, como puede ser un sobreesfuerzo, flexionar súbitamente o recibir un fuerte golpe son las causas más comunes para lesionarse mientras se juega al futbol o se práctica algún deporte.

Dependiendo del tipo de lesión o de golpe, un futbolista o un deportista necesita reposar desde un par de días hasta algunos meses en los casos más graves, en futbol suelen ser las lesiones en las rodillas o alguna fractura. Las lesiones que imposibilitan a un deportista a entrenarse hacen que pierdan el ritmo de competición, por lo que muchas veces fuerzan su regreso y eso suele ser  contraproducente. Entre los casos más famosos podemos destacar a Messi o a Varane, que al forzar su regreso necesitaron mucho mayor tiempo de recuperación al recaer en sus lesiones.

Las lesiones más comunes son los esguinces que se producen al forzar las rodillas o los tobillos hasta más allá de su límite. Otra lesión frecuente son las contracturas donde el músculo se contrae por una sobre carga de trabajo.

En cuanto al tren superior las lesiones en el futbol suelen ser por algún golpe que produzca una luxación en el codo o en el hombro, las luxaciones se producen cuando el hueso se desplaza fuera de la articulación.

Para tratar una lesión es necesario visitar a un médico traumatólogo o fisioterapeuta y dependiendo de la gravedad y del tipo de lesión, éstas pueden requerir un tratamiento más especializado como puede ser la proloterapia, que es excelente para la mayor parte de lesiones en el futbol, sobre todo para lesiones en los ligamentos, ya que el futbolista no sólo se recupera sino que fortalece el ligamento afectado en lugar de dejarlo más vulnerable como sucede con otros tratamientos que recortan el ligamento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Videos
Twitter

Unable to load Tweets

Facebook