Grados de las lesiones musculares en el fútbol

Por

Las lesiones musculares se pueden clasificar en: Inflamación, Calambre, Contractura, Distensión, Contusión, Rotura fibrilar de diferentes grados y Rotura Muscular.

La inflamación muscular no representa una lesión como tal, es un dolor que parece entre 1 y 3 días después de haber realizado ejercicio de forma intensa. Puede afectar a un músculo en concreto o a un grupo de músculos.

El calambre es una contracción muscular intensa y dolorosa de un grupo de fibras y aparece debido al sobre esfuerzo después de una sesión de ejercicio muy intenso. Suele ser un dolor corto, va desde unos segundos a un par de minutos. Suele aparecer al inicio de un partido o después de un esfuerzo prolongado al final.

La contractura es el aumento en el tono de un grupo de fibras, aparece una molestia muscular sin ningún golpe de promedio . Puede doloer el musculo de forma parcial o completa tanto en reposo como en enlogación y produce inflamación. La contractura puede ir de leve a severa.

La distensión se produce cuando aparece un sobre estiramiento del músculo pero sin llegar a romperse aunque produzca inflamación. En el mundo del futbol se le conoce como el “tirón” y se produce cuando los músculos son llevados más allá de su capacidad de estiramiento. Esta lesión se puede producir después de un tiro fuerte o al momento de realizar un movimiento explosivo, esta lesión es la que ha afectado a Messi durante el último año. La lesión no suele ser tan larga, pero debido a que no reposó lo suficiente fue que recayó varias veces. Un músculo fatigado afecta la coordinación entre la contracción y la relajación por lo que se pueden solapar y producir una lesión.

La contusión se produce generalmente en entradas duras o una caída fuerte, producen dolor difuso y difícil de encontrar un punto exacto e hinchazón por el edema.

Rotura parcial. Es una rotura que afecta la zona de un músculo sin llegar a ser completo, el futbolista puede sufrir la sensación de un latigazo y hay hemorragia local y existen tres grados:

  • Grado I: Rotura fibrilar, es la más frecuente, el dolor se puede describir como una pedrada y se acompaña de impotencia.
  • Grado II: Rotura parcial, aquí entran 1 de cada 5 lesiones fibrilares, hay un mayor número de fibras rotas pero no llegan a afectar por completo al músculo.
  • Grado III: Rotura total, el porcentaje de fibras rotas es muy alto y es necesario planificar un proceso de rehabilitación.

Rotura Muscular:  Es como la rotura total, afecta todas las fibras del músculo, y el edema se extiende rápidamtne lo que pone la piel roja y caliente. Produce un dolor muy fuerte que obliga al futbolista a salir del campo, puede necesitar de cirugia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Videos
Twitter
Facebook