La Proloterapia para combatir el dolor después de una cirugía

Por

Los pacientes que se tienen que someter a cirugías agresivas en las articulaciones, en la cadera, columna o rodilla, pueden padecer de dolores fuertes producto de la cirugía o del traumatismo por el que fue necesaria la cirugía en primer lugar. El tratamiento para combatir esta clase de dolores suele incluir muchos medicamentos, aparatos ortopédicos o fisioterapia que por lo general alivian el dolor parcialmente.

Una de las razones por las que el dolor inicial suele seguir tras una cirugía es un mal diagnóstico o por un estructuras de tejidos blandos muy débiles o flojas tras la cirugía.

Una de las ventajas más grandes de la proloterapia es que en lugar de tener que recortar el tejido dañado como es en el caso de una cirugía, ésta refuerza las estructuras débiles acelerando el proceso de recuperación natural, dando soporte y evitando el desgaste progresivo.

La proloterapia refuerza las articulaciones dañadas, dándoles la estabilidad que necesitan con el paso de los tratamientos disminuyen cada vez más el dolor, mejorando la marcha y la movilidad de las articulaciones, evitando un mayor desgaste y reparando el cartílago articular para funcionar sin dolor.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Videos
Twitter
Facebook