Lesiones lumbares en la equitación

Por

Como cualquier otro deporte, la práctica de la equitación es buena para la salud, y para el crecimiento personal por el esparcimiento natural al aire libre y el contacto con animales tan inteligentes como los caballos.

Los jinetes suelen ser personas en muy buen estado físico, pero al igual que en otros deportes, la constancia, la rutina, y sobre todo las posiciones en las que se practica la equitación pueden generar dolencias y lesiones, sobre todo en la espalda.

La equitación desarrolla masa muscular en ciertas zonas del cuerpo, por lo que los jinetes necesitan trabajar tiempo extra en otras áreas del cuerpo para desarrollar el músculo de manera equilibrada, cuando no se hace pueden aparecer problemas de espalda crónicos que surgen por el desarrollo desequilibrado de la masa muscular, que puede provocar bloqueos articulares en la zona de la columna vertebral.

Cuando las personas dedicadas a montar por carrera o profesión, comienzan a sufrir dolores lumbares lo recomendable es tratar de guardar reposo, pero en algunos casos esta solución no es factible. Para aquellos jinetes con dolores lumbares que no pueden guardar reposo, lo ideal es intensificar el trabajo muscular antes de sufrir una lesión. Además es indispensable cuidar la postura y desarrollo para corregir descompensaciones en la carga del peso.

Si se llega a producir una lesión lumbar habrá que analizar y diagnosticar su alcance y gravedad para determinar el mejor tratamiento, que puede ir desde el reposo hasta la aplicación de tratamientos como la proloterapia para fortalecer la zona lumbar sin el riesgo de una cirugía.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Videos
Twitter
Facebook