Lesiones Olímpicas: Golf

Por

La mayoría de las lesiones que sufren los golfistas suelen ser provocadas por sobrecargas que lastiman generalmente al hombro, codo, muñeca, región lumbar y rodillas.

Al igual que en otros deportes, las lesiones que sufre un jugador profesional pueden variar de aquellas que llega a sufrir un amateur. Debido a la ejecución y la técnica entre unos y otros, los jugadores profesionales sufren más lesiones en las muñecas y los amateurs tienen màs problemas en la región lumbar.

Las características particulares del gol, hacen necesario mantener ciertas posturas y realizar movimientos de torsión bruscos. La repetición de movimientos siempre al mismo lado genera desequilibrios de la musculatura y puede generar lesiones por sobre esfuerzo.

Las zonas más propenas a tener problemas entre los golfistas son los hombros y los codos. En el hombro destaca la tendinopatía del manguito rotador, que es una irritación de los tendones e inflamación de la bursa que los recubre. Esta dolor comienza con dolor en actividades que se realizan por encima de la cabeza y al alzar el brazo hacia de lado.

Pero el problema más común dentro del mundo del golf es el “codo de golfista”, aparece una inflamación de los tendones que se unen a la epitróclea y que provoca dolor en esta zona ósea que puede irradiarse por la parte interior del brazo y el antebrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Videos
Twitter
Facebook