Lesiones Olímpicas: Lucha Olímpica

Por

En la Lucha Olímpica las lesiones más frecuentes son los problemas musculares, luxaciones, fracturas nasales y los hematomas auriculares. Las articulaciones que tienen mayor riesgo de sufrir una lesión son los hombros, las rodillas, y la columna lumbar.

Para prevenir las diferentes lesiones que se pueden producir en las diferentes modalidades de la lucha olímpica, es de suma importancia el trabajo de la flexibilidad, ya que permite aumentar el grado de movimiento de una articulación, lo que reduce el riesgo de sufrir distensiones y esguinces. El desarrollo de la flexibilidad, toma mucho tiempo y requiere de un esfuerzo diario que consiste en realizar ejercicios de estiramientos manteniendo la posición durante aproximadamente 15 segundos, pero sin que llegue a producir dolor.

Los isquios, los hombros y la región lumbar son las zonas más importantes de trabajo de la elasticidad de un luchador, con el fin de prevenir lesiones.

En el caso de lesiones durante combate es importante que el médico esté atento a lesiones traumáticas de tipo agudo, principalmente contusiones, y contracturas musculares ocasionadas por las caídas y por las diferentes técnicas de las presas.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Videos
Twitter
Facebook