Lesiones Olímpicas: Voleibol

Por

Aunque el voleibol es uno de los deportes en equipo con menor riesgo de lesión ya que es un deporte con poco riesgo de contactos agresivos entre rivales, puede acarrear problemas en el hombro, los tobillos y la rodilla.

El Voleibol es uno de los deportes más seguros, sobre todo comparado con otro tipo de disciplinas donde el contacto físico entre rivales es bastante agresivo.

Sin embargo como cualquier deporte o actividad física no están expuestos de posibles lesiones y sus secuelas. Los problemas en los tobillos son la molestia más frecuente entre los profesionales de este deporte. La mayoría de las lesiones que afectan a esta parte del cuerpo son esguinces, que se pueden producir en las jugadas que se dan cerca de la red, el único momento cuando puede haber contacto entre los contrincantes.

En cuanto a la rodilla, la lesión más freceunte es la tendinitis en el tendón frontal, conocida como ‘rodilla del saltador’. Está lesión es consecuencia de los saltos en los que el peso del cuerpo cae sobre las rodillas, este tipo de lesión es mucho más frecuente en el Voleibol de chancha que en el Voleibol de playa donde la arena absorbe el impacto. Se estima que más de la mitad de los deportistas que practican Voleibol sufrirán al menos una lesión en su rodilla a lo largo de su carrera.

La tercera lesión más frecuente en los jugadores de Voleibol se produce por una sobrecarga o exceso de uso de los hombros, un problema común en aquellos deportes que exigen movimientos de los hombros, en este caso los remates y saques.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Videos
Twitter
Facebook