Lesiones por insolación

Por
Lesiones por insolación

Las lesiones por calor relacionadas con el ejercicio o insolación aparecen cuando se realiza ejercicio a altas temperaturas con un porcentaje alto de humedad.

Son lesiones diferentes a aquellas producidas por traumatismo y se pueden relacionar más con las lesiones de sobre esfuerzo. Se pueden evitar las lesiones por insolación tomando medidas de seguridad relacionadas con el sentido común.

Cuando se práctica deporte en alta temperatura y porcentaje de humedad, el sudor es menos efectivo a la hora de enfriar el cuerpo; y el sudor es la forma en cómo el cuerpo se refresca al hacer deporte.

La insolación aparece cuando la temperatura del cuerpo aumenta y no se puede reducir con el sudor, por lo que es importante mantenerse bien hidratado.

Las primeras señales de la insolación son calambres por fatiga, contracciones musculares, agotamiento, fatiga, nauseas, y puede llegar a provocar confusión, convulsiones o algo mucho peor si no se detiene el entrenamiento.

Las lesiones por calor pueden afectar a cualquier persona, incluso a los atletas mejor preparados, por eso es importante detenerse tras los primeros síntomas de lesión por calor.

Es recomendable evitar practicar deportes en horas en las que el calor es muy intenso o hacerlo directamente a sol descubierto, hay que evitar el uso excesivo de ropa y programar recesos para hidratación constantes.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Videos
Twitter
Facebook