Proloterapia para el dolor crónico de rodilla después de cirugía

Por
Proloterapia para el dolor crónico de rodilla después de cirugía

Pacientes con una o más cirugías de rodilla ya sea abierta (incisión grande) y /o por artroscopia (mínimas incisiones) que siguen con dolor, limitación de vida deportiva y de actividades diarias normales, se benefician importantemente con la proloterapia.

Todos estos pacientes tienen dolor, pérdida del arco de movimiento (flexión y extensión), dificultad para subir y bajar escaleras, debilidad de masa muscular, requieren de rodilleras o bastón para darse soporte al caminar.

Lo que ha pasado es que la rodilla se ha desgastado, el cartílago articular del fèmur, rótula y tibia se ha ido perdiendo, lo que se documenta con radiografías simples o por resonancia magnética de la rodilla.

La rodilla está débil, laza o inestable porque todos los ligamentos están lesionados y de seguir así requerirán de una cirugía para cambiar la articulación (reemplazo parcial o total de la rodilla), mientras más joven se haga la primera, seguramente recurrirá de una revisión o nueva cirugía de la misma con el pasar de los años.

La proloterapia mejora estas articulaciones dañadas, dándoles la estabilidad que necesitan con el paso de los tratamientos quitando el dolor, mejorando la marcha y la movilidad de la rodilla, evitando un mayor desgaste y reparando el cartílago articular para funcionar sin dolor.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Videos
Twitter
Facebook