¿Qué le espera a un futbolista que sufrió una lesión en los ligamentos?

Por
during the UEFA Champions League Round of 16, second leg match between Real Madrid and FC Schalke 04 at Estadio Santiago Bernabeu on March 18, 2014 in Madrid, Spain.

La rotura del ligamento cruzado anterior (LCA) es una de las lesiones a las que más le temen los futbolistas y los deportistas en general, ya que entre el 10% y el 20% de los deportistas que sufren la rotura del LCA nunca vuelven a poder practicar deporte de manera profesional.

La lesión de ligamentos es una de las más frustrantes para los futbolistas por 3 razones:

Es bastante dolorosa. Se tiene que incapacitar todo el pie ya que los tejidos que le dan movilidad y resistencia a la rodilla se rompen.

Necesita bastante tiempo de recuperación. Las lesiones de ligamentos en las rodillas pueden variar dependiendo del ligamento afectado, pero por las más graves van desde los 6 a los 10 meses. Ese tiempo de recuperación es bastante para un deportista que necesitará tiempo para volver a ponerse en forma y que regresará con temor de volver a sufrir una lesión.

La rodilla. Las rodillas juegan una parte esencial en el mundo del futbol, muchos de los jugadores que sufren este tipo de lesiones nunca vuelven a rendir al mismo nivel que antes de la lesión.

Lo que le espera a un futbolista tras una lesión de ligamentos varía entre hechos y posibilidades. Es un hecho que cualquier futbolista que sufre una lesión de ligamentos deberá estar varios meses en recuperación, la cual suele ser larga y en algunos casos dolorosa, muchos de ellos se van a someter a diferentes tratamientos además de la cirugía para reconstruir el tejido dañado, uno de estos tratamientos es la proloterapia.

El rendimiento del futbolista tras la lesión depende de diferentes factores que van desde la fortaleza física hasta la fortaleza mental. Un jugador con miedo a volver a lesionarse será menos competitivo que otro que haya dejado la lesión atrás de forma mental. Físicamente es importante conocer el biotipo de cada jugador, su estilo de juego, la posición donde juega, todos estos factores pueden influir. Los peores casos son aquellos jugadores como los centrocampistas defensivos que tienen que disputar más balones, al tener mayor contacto siempre habrá mayor riesgo, otro jugador para el que la lesión es muy peligrosa es para los extremos o jugadores de banda que suelen dar giros rápidos, la velocidad de los giros suele disminuir y eso merma el rendimiento. Posiblemente la lesión sea menos preocupante a largo plazo para un portero o un delantero rematador.

En cualquier caso las lesiones de ligamentos siempre son peligrosas, más para los deportistas que suelen tener carreras cortas, por ello es necesario que se cuiden al máximo y cuenten con otro medio para recuperarse además de la cirugía.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Videos
Twitter
Facebook