Desgarros musculares: qué son, sus síntomas y cómo prevenirlos

Por

Un desgarro muscular se presenta cuando un músculo se estira más de lo que le permiten sus capacidades en circunstancias normales y se presenta una ruptura la cual se puede conocer también como: Tirón muscular, distensión muscular o rotura fibrilar.

Cuando las fibras musculares se dañan, la capacidad de los vasos sanguinos que la irrigan para realizar contracciones y estiramientos en el músculo se ve disminuida.

Las posibles causas de un desgarro muscular son:

• Someter el músculo a una exigencia diaria o utilizarlo de forma exagerada.
• Utilizar de forma inadecuada un músculo.
• Flexibilidad deficiente.
• Realizar movimientos bruscos o un movimiento rápido.
• Realizar movimientos anormales.
• Desgarro por traumatismos.

Los síntomas de un desgarro muscular son bastante fáciles de detectar:

• Dolor muscular localizado.
• Funcionalidad limitada del músculo.
• Hematomas.
• Inflamación
• Corte muscular que se detecta a simple vista.

En algunas ocasiones se pueden presentar síntomas raros como: shock, mareo o sudor frío por un dolor muy fuerte.

La mejor forma de prevenir los desgarros musculares es:

• Mantener la flexibilidad en los músculos.
• Realizar calentamiento previo al deporte.
• Evitar la inactividad.
• Hidratarse constantemente, en caso de hacer ejercicio antes, durante y después de la práctica.
• Mantener una dieta equilibrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Videos
Twitter

El crecimiento por sí mismo no es un proceso doloroso, pero puede llegar a afectar a algunos niños con molestias de carácter benigno en sus extremidades.
Te invito a conocer más del #dolordelcrecimiento en mi página web 📲💻
➡️ https://t.co/XiZE1yy9bY
#OrtopediaPediátrica

Load More...
Facebook