Lesiones en la práctica del fútbol americano

Por

Las lesiones del fútbol americano en su mayoría son de tejidos blandos (ligamentos y tendones) que son llamadas estructuras blancas por su color y por tener una mala circulación lo que las hace más susceptibles a lesionarse y a que su recuperación o cicatrización sea más lenta y tarden más en poder regresar a jugar.

Las fracturas de los huesos a pesar de sanar adecuadamente en muchas ocasiones dejan a los tendones, músculos y ligamentos insuficientes o laxos y esto es parte del problema de que se vuelvan a lesionar de nuevo o fácilmente.

La naturaleza de este deporte, que es de contacto aunado a la mejor preparación atlética de los individuos que los hace que desarrollen mayor velocidad, mayor fuerza y poder al contactar al rival hace que las lesiones sean muy comunes y de mayor gravedad en cada partido.

El tratarlos durante la temporada y al final de la misma con proloterapia implica un gran ahorro económico a los equipos y una rotación menor de jugadores, pudiendo así disponer de los jugadores clave o en posiciones de mayor importancia más rápido y durante la gran mayoría de la temporada.

Bien documentado está que jugadores han utilizado la proloterapia para sanar lesiones que no lo hacían después de múltiples tratamientos y esos que se van a Europa por tratamientos secretos y mágicos incluyendo jugadores de baloncesto profesional, han tenido como tratamiento alguna forma de proloterapia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Videos
Twitter

#Sabíasque 🤔
La sensación de #dolor se transmite a través de las fibras nerviosas de la medula espinal al cerebro donde el mensaje de dolor se convierte en una sensación localizada en el cuerpo.
Más información en mi página web 📲💻
➡️ https://t.co/ja9IKdUx8c

Load More...
Facebook