Enfermedad de Perthes

Por
Enfermedad de Perthes

Esta enfermedad también conocida como Legg-Calvé-Perthes afecta la cadera de los niños produciendo problemas en la cabeza del fémur. El cuerpo tiene la capacidad de regenerar este hueso de forma parcial o completa pero puede provocar una deformidad.

El Perthes suele afectar a pequeños entre los 3 y los 12 años de edad y es mucho más frecuente en niños que en niñas, ya que 4 de cada 5 casos se presentan en varones. Frecuentemente esta deformidad afecta sólo un lado de la cadera pero en 1 de cada 10 casos puede afectar ambos costados.

La causa de esta enfermedad es que el cuerpo no bombea la suficiente sangre al fémur y provoca que esa parte del hueso se deteriore y muera, lo que produce una inflamación para intentar eliminar el hueso muerto en un proceso de regeneración. Este proceso puede durar un par de años y presentar dolor.

Los síntomas más comunes suelen ser dolor en la ingle que se puede expandir al muslo o a la rodilla, lo que origina un poco de cojera que se agudiza por las tardes y las noches en que el niño ha tenido mucha actividad física. Esto produce además una limitación en la actividad física

Es por eso que si el niño presenta una cojera crónica es necesario acudir con especialista en ortopedia pediátrica que pueda realizar un diagnóstico y hacer una valoración más precisa.

El tratamiento para Perhes tiene por objetivo tratar de eliminar las molestias y evitar la pérdida de movilidad, además de fortalecer las condiciones para que el fémur se regenere lo mejor posible.

En la mayor parte de los casos los pacientes logran tener una recuperación muy positiva que les perite realizar sus actividades diarias sin inconvenientes, mientras más rápido se realice el diagnóstico más posibilidades hay de éxito en el tratamiento. Pero también influye la edad y la extensión y la localización de la necrosis.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Videos
Twitter
Facebook