Las lesiones más comunes en el ciclismo

Por
lesiones ciclismo

Al igual que los demás deportes el ciclismo tiene asociadas una serie de lesiones que son más comunes con esta actividad física, pero si conocemos su origen podemos evitar las lesiones en algunos casos o evitar consecuencias desagradables.

Uno de los factores más comunes para sufrir una lesión practicando ciclismo es tener en una posición incorrecta en la bicicleta, como puede ser por un sillín demasiado alto, alteraciones anatómicas y longitudes exageradas de las bielas, mala postura sobre el manillar, con la postura se pueden generar desde lesiones simples hasta algunas de mayor nivel.

Las lesiones más comunes al practicar el ciclismo son:

Condromalacia rotuliana; Tendinitis rotuliana; Ligamento rotuliano interno; Tendinitis del cuadriceps; Tendinitis de la pata de ganso;Tendinitis de isquiotibiales; Tendinitis del tendón de Aquiles; Tendinitis de la banda iliotibial; Dolor de cuello; Lumbalgia.

La mejor forma de prevenir las lesiones más frecuentes que se pueden generar practicando ciclismo es: Corregir la posiciones del sillín, pedalear a la altura correcta, ajustar la posición para minimizar cualquier dolor.

En ciclismo también se pueden producir las siguientes lesiones por causa de un traumatismo:

Contusiones: Por traumatismo directo contra el suelo. Pueden suponer entre el 15%-30% de las lesiones. Suelen ser intrascendentes y provocar hematomas e inflamación que se resuelve espontáneamente. El tratamiento es el reposo, hielo y analgésicos o antiinflamatorios.

Abrasiones cutáneas o quemaduras: En los hombros, caderas (trocánter mayor), codos, muslo o piernas son una lesión muy frecuente. El tratamiento se basa en las curas locales y la analgesia.

Lesiones ligamentosas: Las más frecuentes son el esguince acromio-clavicular, que puede tener diferentes grados de gravedad, dependiendo de la integridad de los ligamentos coracoclaviculares.  Si el pie se queda bloqueado o no salta del pedal se pueden producir lesiones de los ligamentos de la rodilla, pero son infrecuentes en los ciclistas.

Fracturas: Las fracturas más frecuentes son las de la clavícula, costillas, olecranon, cabeza del radio, metacarpianos y falanges.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Videos
Twitter
Facebook